Certificado Energético: ¿Cuánto Cuesta?

Los Colegios profesionales no han preestablecido ninguna tarifa para las certificaciones energéticas así que los profesionales somos libres de fijar nuestros propios honorarios para emitir los certificados.  En principio, esto puede dar lugar a presupuestos distintos para la certificación de un mismo inmueble.

Pero tras el reciente escenario de crisis y  burbuja inmobiliaria, esta libertad  dio lugar a una guerra de precios sin cuartel llegando a ofrecerse descuentos tales que sólo son justificables si se trabaja a pérdidas o se renuncia a la calidad que requiere el servicio.

Cuánto vale un certificado Energético

Si buscas un certificado energético barato, antes de valorar cualquier presupuesto recuerda que, según estimaciones del Consejo de Colegios de Ingenieros Industriales, sólo para realizar las mediciones son necesarias entre 6 y 8 horas para una vivienda tipo de 120 metros cuadrados. Debes tener en cuenta que el certificador deberá tomar datos acerca de las fachadas (orientación, materiales), suelos, aislamientos, puentes térmicos, paredes, techos y ventanas con el fin de analizar la envolvente térmica. A continuación, el técnico revisará las demandas energéticas y consumo de los equipos de iluminación, calefacción y climatización.

En Alemania, por ejemplo, los precios por certificación están en 300 euros de media. No obstante, el precio de una certificación de eficiencia energética puede variar en función de su complejidad, de la superficie a certificar, de la documentación disponible y de otros factores, como puede ser la rigurosidad en la toma de datos y del tiempo empleado en su realización.

Leer también:   Cómo conseguir una Calificación Energética A en tu vivienda

No hay que olvidar que al precio de la certificación energética hay que añadir las tasas para el registro, variables según la Comunidad Autónoma (entre 5 y 40 euros).

Lo mejor es pedir presupuesto de certificado energético a un profesional

Lo ideal, a la hora de solicitar un presupuesto de un certificado energético para tu inmueble, sería que concertaras una cita con el técnico competente que vaya a realizarlo (ingeniero o arquitecto). La profesionalidad de los técnicos es la única garantía de seguridad de una calificación energética precisa.

Una práctica muy extendida, derivada de la guerra de precios,  es realizar el certificado energético sin tan siquiera visitar el inmueble e, incluso, garantizar una certificación favorable de antemano. Desde los Colegios de Aparejadores ya se ha recomendado desconfiar de aquellos certificados no exhaustivos o condicionados a la contratación de las obras posteriores.

La certificación de eficiencia energética no tiene por qué ser un gasto sino una inversión

Si el certificador realiza un estudio económico de tu vivienda lo suficientemente exhaustivo , existe la posibilidad de que alguna de las recomendaciones que acompañan al certificado energético para mejorar la eficiencia resulte económicamente rentable, si comparamos el coste inicial que nos supondría la obra de reforma energética con el ahorro acumulado debido a la reducción del importe de las facturas trimestrales.

Además, una buena calificación energética de un inmueble, a la hora de vender o alquilar,  es un elemento diferenciador. Eso lo saben los promotores y es por esto que cada vez son más los que buscan lograr un certificado energético con la Etiqueta A para sus inmuebles con el fin de destacar y diferenciarse de la oferta actual de vivienda dominada por tipologías de alto consumo energético.

Leer también:   DOSSIER TECNICO PARA OBRAS SIN PROYECTO
Scroll al inicio