Inercia Térmica, la Gran Aliada del Aislamiento

Hemos obtenido grandes enseñanzas después de terminar nuestra última casa pasiva en Madrid, donde estamos monitorizando unos valores excelentes de comportamiento térmico utilizando una combinación perfecta de aislamiento e inercia térmica.

Queremos comentaros nuestras impresiones acerca del uso de la inercia térmica de los materiales y su compatibilidad con el aislamiento y estanqueidad en construcciones realizadas con diseño pasivo en el clima mediterráneo continental.

Qué es inercia térmica

La inercia térmica es la propiedad de los materiales para que puedan actuar como baterías de energía (gestores energéticos pasivos), almacenando en invierno el calor gratuito del sol que entra por los ventanales del edificio y cediéndose esté al interior por la noche equilibrando la temperatura. En verano, trabaja captando el calor del ambiente interior durante el día, disipándolo por la noche al exterior mediante la ventilación natural nocturna.

Por qué la inercia térmica contribuye al ahorro energético

Porque el clima mediterráneo – continental es perfecto para la aplicación del concepto de energía térmica ya que es un clima en el que la diferencia de temperatura de las medias máximas y de las mínimas es superior a los 10 °C . Esto es por lo que interesa siempre trabajar con gran inercia térmica.

 

Como referencia tenemos la ciudad de Madrid donde la diferencia media de temperaturas en verano es de 12°. Si tomamos capitales de provincia como Guadalajara, Toledo, Cáceres o Albacete la oscilación subirá a unos 14 a 16°.

Leer también:   Confort Térmico en el Trabajo: Claves para un Ambiente Laboral Óptimo

Cómo se mide la inercia térmica

Como hemos comentado, todo elemento constructivo en contacto con el aire puede absorber y almacenar una cantidad de energía que es directamente proporcional a su capacidad calorífica, densidad y su espesor. Cuanto más pesado y denso el material más inercia térmica tendrá este.

La inercia térmica se mide por medio de la amortiguación y el desfase de la onda térmica. Cuanto mayor es la amortiguación mayor diferencia de temperatura hay respecto de la media de la temperatura exterior con la interior. Y cuanto mayor es el desfase de onda mayor diferencia de tiempo habrá entre el pico de la máxima de temperatura del exterior con la del interior.

Medios pasivos – Inercia Térmica

 

Si analizamos el cuadro comparativo de diferentes tipos de inercia llegaremos a la conclusión de que un muro de hormigón armado dispone de 3 a 4 veces de más capacidad térmica que una construcción en entramado ligero de madera.

Por lo tanto nuestra opinión al respecto es la de utilizar sistemas constructivos en madera combinados con sistemas más pesados como por ejemplo una planta sótano realizada en hormigón armado, eso si perfectamente aislado del exterior y del terreno.

 

En este sentido nuestra experiencia, después de haber ejecutado varias obras ya de casas de diseño pasivo, es que el comportamiento de una planta sótano es muy beneficioso para el resto de la vivienda ya que vamos a poder alcanzar temperatura de confort tanto en invierno como en verano sin necesitar climatizar ese espacio.

Para terminar, adjuntamos unas fichas informativas sobre la inercia térmica en formato PDF, las cuales utilizamos en nuestras charlas de divulgación sobre el estándar PassivHaus en nuestro estudio de arquitectura Iniciativa Sostenible, C/ Afueras a Valverde, 42, Local 1. Madrid.

Leer también:   INGENIERIA DE FACHADAS Y CUBIERTAS ECOLOGICAS FOTOVOLTAICAS
Scroll al inicio