¿Podemos usar el sótano de una vivienda como POZO CANADIENSE?

 En la práctica nuestros proyectos y obras se encuentra en muchos casos con un sótano destinado a múltiples usos, no siempre habitacionales y, por lo tanto, no climatizados, por lo que nos surge la idea de usar esos espacios como colchón térmico mediante la práctica del pozo canadiense.

El pozo canadiense es una alternativa a otros sistemas constructivos y de climatización más convencionales.  Este sistema de ventilación geotérmica consiste en un intercambiador de calor tierra-aire, que utiliza unos tubos enterrados en el subsuelo para calentar y enfriar una corriente de aire que circula a través de ellos. Esto nos permite mantener nuestra casa más fresca en verano y más cálida en los meses de invierno.

 

pozo canadiense

pozo canadiense en sótano vivienda

El principio de funcionamiento es simple. Si tomamos la temperatura en la superficie, observamos una diferencia de temperaturas (amplitud térmica) que dependerá del lugar geográfico y condiciones particulares que definan el clima del lugar. Por otro lado si comenzamos a tomar temperaturas del suelo, a distintas profundidades, observaremos que a una determinada profundidad, alrededor de los dos metros, la temperatura permanece constante a lo largo del año, y además dicha temperatura se corresponde con la temperatura media del lugar. Si esta temperatura media es agradable, entonces resultará adecuado que “conectemos” nuestra casa con la tierra. El pozo canadiense consiste en una serie de tubos, colocados a la profundidad deseada, que recorren una determinada cantidad de metros por debajo de la tierra, por los que circula aire, permitiendo que ocurra un intercambio de calor, entre el aire que circula y la tierra que lo rodea. En invierno, el aire está más frío. La temperatura a dos metros de profundidad es mayor que la temperatura en la superficie, por lo tanto, al circular aire frío, por los tubos, la tierra cede calor y calienta el aire, el que llegará a la casa permitiendo de esta forma calefactamos la vivienda. En Verano por el contrario, la temperatura del aire es mayor que la temperatura media (a dos metros de profundidad), por lo que al circular el aire por los tubos, cederá calor y llegará a la casa con varios grados menos, refrigerando entonces los ambientes.(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Pozo_canadiense).”

¿Podemos usar el sótano de una vivienda como pozo canadiense?

Desde Iniciativa Sostenible nos planteamos la posibilidad de usar el sótano de la vivienda bioclimática que estamos ahora mismo contrayendo en Madrid como atemperador del aire exterior. La vivienda cuenta con un sótano enterrado y diáfano que en principio no tiene un uso doméstico y por lo tanto por ahora no está climatizado y entendemos que tendrá una temperatura constante durante todo el año de unos 18º-20º C.

La vivienda en cuestión cuenta en su construcción con criterios de casa pasiva y por lo tanto con una demanda muy baja en climatización, la cual resolvemos mediante unas estufas de biomasa y un recuperador de calor para asegurar las renovaciones. Nuestra propuesta es, en principio, sencilla pues proponemos que el aire que debe de coger el recuperador del exterior lo recoja del aire que esta contenido en nuestro sótano a una temperatura de 20ºC. Constante, previo apertura de un hueco en fachada de sótano que asegura la entrada de ese aire cuando el recuperador lo necesite.

En resumidas cuentas lo que pretendemos es que el recuperador no recoja el aire del exterior si no del sótano y así mejorar la eficiencia de la máquina y por lo tanto reducir el consumo de la misma.

¿Qué os parece la idea? ¿La veis viable? …….

Leave a Reply

*

captcha *